top of page

La emoción un elemento clave para el aprendizaje


La emoción un elemento clave para el aprendizaje

Psic. Eduardo Sánchez Reséndiz

La educación en el mundo ha dado un giro de 180 grados, hemos emigrado a nuevas formas de llevarla. Lo cual hace que los docentes tengan la necesidad de innovar y prepararse para tener una mejor praxis.

En el caso de nuevo país, la nueva escuela mexicana tiene el cometido de unir la enseñanza de las materias, junto con en aprendizaje de las habilidades socioemocionales.

Si bien, la malla curricular de las instituciones formadoras han agrado nuevas materias donde se imparte catedra de como guiar las emociones, el trabajo en equipo etc. La realidad es que en día a día esto puede verse obstaculizado por múltiples factores. Los cuales van desde, grupos extensos, necesidades especial de algunos alumnos, problemas de conducta y falta de conocimiento en tema.

La perspectiva actual de las emociones

Gracias a las investigaciones de los últimos años hemos podido ver la importancia de las emociones y como repercuten en el aprendizaje y en nuestra vida social.

En las escuelas cada día se hacen más actividades para llevar a el aula el aprendizaje de las emociones, ya que se sabe que, sin una buena regulación de estas, muchos procesos no son posibles.

Todo esto con el fin de formar alumnos que no solo tenga conocimiento, sino que tengan capacidades para relacionarse de mejor manera con los demás. se ha dejado atrás únicamente la “educación del hemisferio izquierdo” donde se centraba en la lógica, reflexión, memorización. Para poder integrar también la “educación del hemisferio derecho” donde están las emociones, la expresión corporal y la creatividad por mencionar algunas.

La intención de los nuevos modelos educativos que integran estas dos vertientes es la de formar personas integradas, que adquieren capacidades cognitivas también las emocionales. Para que se conviertan en adultos que constantemente reflexionan y se preocupan por su sentir y el de los demás.

Y es que, cuantos no hemos visto a personas que son “muy inteligentes” en conocimiento, pero poseen muy pocas habilidades en las relaciones sociales o en sus emociones.

La emoción vs la Razón

Históricamente una de las creencias fuertemente arraigadas en el mundo es que la razón y la emoción son los aspectos diferenciados en el ser humano, los cuales funcionan de manera independiente. Siendo la razón la que nos conduce la verdad y en cambio la emoción nos lleva a la confusión y a cometer errores. Esta postura la podemos ver en reyes, políticos, filósofos y personas en general.

Debido a esto, durante muchos años la educación ha priorizado aspectos intelectuales de los estudiantes sobre las emociones, lo cual ha hecho que la enseñanza escolar se centre únicamente en el conocimiento. Excluyendo las habilidades socioemocionales, esto aplicando también a la educación en casa, donde muchos padres dejan este aspecto a un lado.

En la actualidad, la neurociencia nos explica qué tan importante es la razón (pensamiento) como la emoción, e incluso que una afecta a la otra. Ya que cuando hay una emoción fuerte el pensamiento se ve alterado y viceversa. Es por esto, que el manejo de las emociones suele ser de suma importancia para un éxito escolar.

¿Para qué sirven las emociones?

Hemos evolucionado como especie, en los primeros años no era necesario mucho. Con el simple hecho de sobrevivir era suficiente. Después con el tiempo apareció el sistema límbico, que esta formado por varias partes mas o menos en el centro del cerebro y se encarga de las emociones. A simple rasgos podemos decir que estas, tiene tres funciones: adaptarnos mejor a las situaciones, relacionarnos con los demás y funcionan como una motivación hacia acciones nuevas. Claro que es importante atacar, huir o paralizarse cuando hay un peligro, pero las emociones son una extensión más evolucionada del sistema de respuesta al estrés, que permite que no siempre se accione este, sino que puedan existir diferentes tipos de respuestas. por ejemplo, el enojo sirve ante las injusticias. Y bien regulado, nos ayuda a luchar por nuestros intereses. Las emociones han permitido que seamos seres relacionales, y que podamos cuidarnos los unos a los otros, ya que sabemos que al nacer somos una cría muy indefensa que necesita de otro.

La ultima parte en formarse en nuestro evolución fue le lobulo frontal, el cual se encarga de los procesos de alto funcionamiento como: el pensamiento, la moral, el control de las emociones y conductas, el aprendizaje. Por nombrar algunas.

Esto nos dice que de igual manera a como se desarrollo nuestro cerebro, es como debemos guiarlo para el aprendizaje. Si una persona tiene hambre o alguna necesidad basica la parte superior no podra hacer su trabajo, pues el cerebro se siente en peligro o en malestar.

Además, el hipocampo que se encarga de la memoria a largo plazo se ve afectado por la actividad de la amigdala y el sistema limbico ( partes del cerebros encargadas de las emociones) cuando sentimos miedo es mas facil olvidar las cosas. Por otro lado, cuando sentimos alegria o traquilidad es mas facil instaurar un aprendizaje ya el estimulo se vuelve mas atractivo y se activa mas regiones del cerebro.

Ahí radica la importancia de conocer como funciona nuestro organismo para hacer una educación basada en evidencia.



47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page