top of page

DEPRESIÓN INFANTIL


¿En verdad existe la depresión en los niños?

Para muchos la depresión infantil es algo impensable, esto debido al estereotipo que se puede llegar a tener sobre los niños como seres felices y carentes de preocupaciones. Por lo contrario, los menores son totalmente capaces de sentirse tristes, responsables y culpables de diversos fracasos. Las preocupaciones de estos son de distinto contenido, las cuales ante la percepción de los adultos pueden ser irrelevantes, incluso con todo esto, la depresión infantil es real y es un padecimiento que afecta a un gran numero de la población, por lo cual es importante su conocimiento para tener un manejo adecuado, y así evitar que se agrave.

¿Qué es?

La depresión es un trastorno que se caracteriza por un sentimiento de tristeza constante, pensamientos negativos sobre si mismo, el mundo y los demás. Por otro lado, también existe una perdida de interés en las actividades que normalmente se disfrutan, así como cambios en el sueño, apetito y fatiga.

En los niños y adolescentes este padecimiento puede confundirse con problemas de conducta, los cuales pueden ir desde una actitud negativa, agresividad, poca tolerancia a la frustración, y hasta oposicionismo.

Debido a la manera que se expresa la depresión en estas edades, puede pasar mucho tiempo antes de que a los menores se les de un diagnóstico certero y por ende una intervención adecuada.

Causas

La depresión en los niños no tiene una causa específica, hablamos de que hay una serie de factores que se combinan para que esta aparezca. El primero aspecto sería el biológico, ya que la depresión esta asociada con un nivel bajo del neurotransmisor llamado serotonina, que provoca que existan alteraciones emocionales y conductuales.

En lo que respecta a la genética, esta juega un papel importante, cuando uno de los padres ha padecido depresión hay una gran posibilidad de que los hijos puedan desarrollarla en la infancia o en algún momento de la vida.

Por otro lado, psicológicamente problemas como baja autoestima, dificultad en las habilidades sociales, o eventos estresantes como perdidas significativas o la muerte de una persona cercana, pueden potencializar que dicho trastorno se desarrolle. Los estudios más recientes muestran que las dificultades sociales y familiares como violencia, problemas económicos, abusos físicos y sexuales son también un gran factor de riesgo para este padecimiento.

Síntomas

Dentro de los síntomas principales se encuentran:

· Tristeza

· Apatía

· Enojo

· Culpa

· Llanto

· Conducta agresiva

· Perdida de interés por actividades que antes se disfrutaban

· Cambios de sueño y apetito

· Problemas de concentración

Tratamiento

La terapia cognitivo conductual es la más empleada para la intervención de este trastorno. Si bien, como ya se menciono existen varios factores que interactúan para que este padecimiento aparezca, existen cogniciones que los niños tienen y hacen que se mantengan dicho padecimiento. Las personas que padecen depresión tienen una percepción negativa de si mismos, una tendencia a pensar que no podrán superar las dificultades y no son suficientes, a las personas las ven como malas, exigentes y que no los apoyan. Al mundo llegan a percibirlo como un lugar peligro.

En la terapia cognitivo conductual se busca a través de distintas técnicas y herramientas ir modificando la percepción que tiene el sujeto de las cosas y de si mismo, para que pueda ser mas racional y menos catastrófico.

En el trabajo con niños se hacen adaptaciones llamativas, las cuales tienen muy buen resultado y pueden ayudar a que el sujeto supere este padecimiento lo mas pronto posible.

Si la gravedad de la depresión es alta se requerirá de intervención farmacológica, la cual se combinará con la terapia psicológica.

118 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page